Matrimonio

¿Qué se necesita para Casarse?

1. El matrimonio en la Iglesia católica solo puede realizarse entre un hombre y una mujer.
2. Ambos deben ser mayores de 18 años. Si alguno de los novios fuera menor de 18 años necesita la autorización notarial de los padres legítimos y una dispensa emanada desde el Arzobispado de Santiago.
3. Ambos novios deben presentar su certificado de bautismo actualizado (de no más de 3 meses de antigüedad)
4. Solicitar el sacramento del matrimonio con al menos 3 meses de anticipación.
5. Si uno de los contrayentes no fuera católico, es decir de otra religión o ateo o agnóstico, debe solicitar una autorización para contraer el matrimonio por disparidad de culto en el Arzobispado de Santiago. Debiendo igualmente la parte no católica participar de los encuentros prematrimoniales que se realizan en la parroquia.
6. Estos encuentros son 5 y se efectuarán de Martes a Viernes de continuo a las 20:30hrs y a dichos encuentros deben concurrir los novios y los padrinos.
7. Padrinos de matrimonio pueden ser: solteros mayores de 18 años confirmados (sin estar conviviendo con persona alguna, ser exclusivamente católicos.)si son casados deben presentar su libreta de matrimonio de la Iglesia (o en su defecto presentar el certificado de matrimonio por la Iglesia). No pueden ser separados que se encuentren conviviendo con una tercera persona.
8. Deben presentar un par de testigos mayores de 18 años con su cédula de identidad, y hacer una declaración jurada en la oficina parroquial. Dicha declaración se hace en la presencia del párroco.
9. Los novios deben llenar la información matrimonial con el Párroco a lo menos una semana antes de efectuarse el matrimonio.
10. Los novios deben aportar económicamente a la reconstrucción de la parroquia (a lo menos una semana antes de efectuarse el matrimonio).
11. Si los padrinos fueran de otra ciudad deben acercarse a la parroquia que les corresponda, realizar sus encuentros pre-matrimoniales y traer un certificado firmado por el párroco de la parroquia donde hicieron sus encuentros. Dicho certificado debe ser presentado en esta parroquia a lo menos una semana antes de efectuarse el matrimonio.
12. Una persona puede casarse sin estar bautizada ni haber hecho su Primera Comunión ni haberse confesado jamás. Para esto necesita una autorización emanada desde el Arzobispado de Santiago y el compromiso firmado de ingresar a la pastoral ordinaria y realizar los sacramentos que faltaren. A lo menos uno de los contrayentes debe ser católico bautizado.